Inicio

Me libero de la incomodidad, del silencio, de la culpa, de aquellos recuerdos. Me libero de todas las cadenas que usé como amuleto.

“Es importante que que tú te aceptes a ti misma, que te perdones las culpas, sólo teniendo paz dentro de ti, podrás lograr el entorno pacífico y amable que deseas.”

Hoy me dejo crecer, acepto mi camino, incluyendo esos baches que me hicieron caer, porque justamente de esos tropiezos aprendí cómo intentar a que cada día yo fuese mejor persona, a levantarme feliz por las mañanas, o siquiera.. Sólo levantarme, a seguir, a recorrer, a saltar, a gritar, a reír, a amar, a crear, tenia que sólo buscar el reencuentro de mí y mi corazón. Tenía que volver a mí y ese siempre será mi camino, seguir buscándome, seguir aprendiendo y seguir amándome con coraje frente a un espejo, frente a ti a mí misma.
Al final, siempre se trató de mí. Y eso es lo que más me da tranquilidad.

Siempre se trató de

Si tuviera que enraizar de nuevo, volvería a tirar mis semillas a la tierra.
Me volvería barro de nuevo, me volvería una más del todo.
Me volvería capaz de atravesar todos los espacios del tiempo en un segundo.
Volvería siempre a la tierra.
Volvería siempre a mí.

“Tienes el alma adiestrada para hacer de todo un poema”

Maritza Barreto
¿Habrá algún momento donde no seremos capaces de despertar? Donde la estupidez humana se estanque, donde la espiritualidad sea convertida en religión y olvidada, donde los ojos estarán más abiertos pero el alma evaporada, donde el virus de las pandemias sólo sean un par de niños. ¿Si nadie nos salvó, si yo no busqué la luz, qué será de nosotros?
Los hombres llegaron con sus árboles de concreto y sus ramas eran de cadenas, sus aguas eran del oro marrón y envenenaron a la madre, al propio ser que les dio la vida. Ahora, entonces, vendrán las sequías, para que su agua se evapore y la madre no se ahogue, vendrán los vientos hecho remolinos, para que le quiten las espinas a la madre, vendrá el fuego para abrigar sus brazos descubiertos. Y créanme, nosotros no estamos preparados para tal magnificencia.
Si una condena fuese solamente vivir en cuatro paredes de un solo color, de una o dos ventanas muy pequeñas, donde a dos pasos esté el otro prisionero.. ¿Por qué sólo imaginamos la cárcel y no nuestro sistema de vida? Estamos condenados a las cosas materiales, a las paredes paralelas y al no tocar tierra.
________



Condenaré a mis pies con zapatillas,
Condenaré a mi cuerpo con ropas,
Condenaré a mi espíritu con doctrinas,
Condenaré a mi alma con vicios,
Te condenaré a ti para ser libre,
Me condenaré con promesas y líos,
Para poder ser feliz en esta “libertad”,
que no es más que otro modo de esclavitud


_______

¿Qué realmente es una condena? ¿Por qué se nos priva la libertad en una condena? ¿Eso sería lo peor del ser humano, un arrebato de su libre albedrío? ¿Y si yo no creo en las iglesias, en ese mesías que me libera de todo eso? ¿Y si estamos acostumbrados a ser esclavos de nuestro propia condena? ¿Y el que se despoja de todo, se está condenando a una vida sin lujos? ¿Y el iluminado, se está condenando a una vida sin comodidad?



¿Y si no nos hubieran dicho que nacimos del pecado, que no veníamos libre a una tierra pura?

Encasillaron la espiritualidad en un cuadrado enorme, haciéndonos pensar que el punto más alto era la cúspide de una iglesia y no la cima de una montaña, nos convirtieron parte de un rebaño y el que se descarrilaba, vivía una vida de sombra y oscuridad, ¿y si quería ser algo más que una sola oveja? ¿Por qué condenan nuestra libertad? La someten, la desvían y pasamos toda una vida rechazando nuestra verdadera naturaleza.

¿Por qué no seguir la voz de la tierra, la voz interna que cada uno almacena? Dejar de condenarla por inconsciente.


¿Qué dejarías de condenar tú, para comenzar a aceptar nuestra propia libertad?

¿Para ti qué es una condena?

Ellos quieren volver a donde pertenecen, quiero volver a estar abrigados, cálidos y amados, seguros, desde el momento que fueron arrebatados extrañan el amor, porque el que usan ahora no es puro, no es puro como el seno de su madre. Ellos quieren volver a casa.

Ellos quieren volver donde fueron protegidos con el amor más puro que podía existir, quieren volver a sentirse cálidos y seguros, amados y esperados, quieren regresar a ese estado de consciencia pura, no es que anhelen su niñez, no, no es la infancia sino que es la gesta, es estar en casa, es encontrar la paz y los motivos, las razones y la paciencia. Es volver a ser uno con la naturaleza, a ser uno con nuestras madres.

Si yo fuese un movimiento, sería el de las alas de un colibrí.

Se requiere coraje, mucha paciencia y lo más importante mucho amor propio para realizar cambios

Libérate de esas cargas del pasado, entiérralas bajo tierra.

Un año elocuentemente extraño

Nos entregan literalmente un saco de aptitudes y necesidades que debemos
suplir, moldearnos a ello y básicamente transformar nuestra esencia en algo
tan insignificante… Sin embargo, al no cumplir con lo “requerido” nos someten a
una psicología llamada,-por mi mejor ejemplo; yo- psicología del TERROR.

¿Y si me escapo un poco de eso?
¿Y si no soporto la idea de un tiempo
lineal para todo? ¿Y si recaigo en
cada paso que logro dar? No es que me hunda en el vaso de agua, lo
que pasa es que ya aprendí a flotar y no logro sentir nada más que mi
espalda entumecida y mis manos húmedas.

¿Cómo tiene que suceder conmigo?
Entiendo que todos somos partes de una misma cosa

De una misma casa,
De una misma energía,
De una misma madre,
De un mismo padre

Entre los pensamientos aleatorios de mi ser, he vuelto a encontrarme siempre otra vez

  • Para fluir requiere movimiento.
  • Aprende a ceder.

contacto

nvkyart@gmail.com
Facebook / Twitter / Instagram

Crea un sitio web gratuito con WordPress.com
Empieza ahora